Consejos para un viaje largo en bus largo desde cualquier destino

¿Eres de las personas que lo piensa dos veces antes de emprender un viaje largo en bus? Pues dile adiós a esas preocupaciones y pon en práctica estos consejos para un viaje en bus ameno y fácil de manejar desde cualquier parte del mundo.


Tomar un autobús quizás pueda ser la última alternativa de viaje para algunas personas, pero para los aventureros, mochileros y viajeros novatos es una excelente opción no solo por su conveniencia sino por su precio. Además, es una manera de viajar como local dentro de ese nuevo destino o ciudad.


Si estás en este grupo, a continuación, encontrarás varios consejos que te permitirán conocer cómo puedes hacerlo de la mejor manera y cómo puedes evitar los errores más comunes. Así podrás viajar tranquilo y tendrás un viaje ameno.


1. Investiga los ofrecimientos de las compañías de autobuses

Esto debe ser lo primero que debes hacer al momento de planificar tu viaje. Así podrás tener una idea de qué esperar de esa aventura. Algunas de los ofrecimientos que debes verificar son si la transportación posee asientos cómodos, baños, servicio de internet, paradas, tiempo total del viaje y experiencias o reseñas de otros viajeros. Actualmente existen muchas plataformas que te permiten ver esas reseñas y saber cuál opción puede ofrecerte mayor valor por tu dinero.


Viajando en bus por la ciudad de Cusco, Perú.


2. Busca rutas estratégicas

Si viajas por poco tiempo a alguna ciudad, investiga bien y compara con otras compañías, trenes y hasta aerolíneas. No siempre tomar un autobús es la mejor decisión.


También otra sugerencia es que si emprendes un viaje largo y buscas maximizar tus días, considera viajar en la noche y/o madrugada para que puedas llegar a tu destino a un horario de día.


3. Confirma tu destino final

Este es error muy común. Muchas personas terminan perdiendo el bus más rápido porque no leyeron bien los rótulos o no confirmaron su boleto. Siempre valida y pregunta si estás el lugar correcto, ya sea con el personal de la compañía, servicio al cliente y/o las personas a tu alrededor.




4. Ten a la mano todos los artículos necesarios para tu viaje

En la mayoría de los autobuses, las maletas están ubicadas en una cabina fuera del vehículo. Así que considera tener una mochila con artículos necesarios como almohadas, meriendas, cargador, batería externa para el celular, agua, medicamentos y una ropa adicional, por si surge algún accidente. Tener todo esto preparado puede ayudarte a que tu viaje sea uno sin preocupaciones.


5. Viaja con ropa y zapatos cómoda

¡Viajar con ropa incómoda es lo peor del mundo! Lo he aprendido en mis primeros viajes porque trataba de economizar tiempo. ¡Esto es un error! Viste ropa cómoda. Siempre encontrarás un baño más adelante, ya sea en la estación del tren o en un centro comercial, para hacerte ese cambio de ropa, si lo necesitas.


6. Prepara tu entretenimiento antes del viaje en bus

En viajes cortos o largos siempre trata de llevar algo que te provea un poco de entretenimiento. Esto ayuda a mermar la espera o duración del viaje. Algunos ejemplos pueden ser libros, revistas, juegos en tu celular, películas y música.


7. Sé amigable con las personas que viajan

Al viajar, muchos no internalizan que también hay otras personas emprendiendo una aventura y desean tener la mejor de las experiencias en ese viaje. Sé cortés y amigable con otros viajeros, quien sabe si logras conseguir a tu próximo mejor amigo. ¡Claro, hazlo todo con mucha cautela! Evita ofrecer detalles de tu ciudadanía, si estás acompañado, direcciones y cuánto dinero tienes contigo.


8. No tomes mucho líquido

Quizás este consejo sea uno de las más importantes, dado a que muchas transportaciones no cuentan con sanitarios como parte del vehículo. Así que para evitar un mal rato o más paradas innecesarias, te recomiendo limitar la cantidad de líquido que consumes.


9. Mantén a alguien informado de tus pasos

Si viajas, haz una lista de contactos de emergencia y mantenlos siempre informados de tus próximos pasos. Siempre es bueno tener al menos a alguien de tu núcleo cercano que sepa donde estás y qué estás haciendo, en caso que ocurra una emergencia.


Espero que estos consejos te ayuden en tu próximo viaje. ¿Tienes otros consejos? Compártelos conmigo.

Apoya el contenido de este blog de viajes con una donación.


También pueden interesarte estos blogs de viajes: