¡Sevilla es arte, cultura y flamenco!

Conocida por su arte, su pasión por el flamenco y sus hermosos monumentos al estilo romano y árabe, se encuentra una de las ciudades sureñas más bellas de España, Sevilla. Su clima veraniego, la cultura y el calor humano de sus residentes me enamoró, además que la hacen muy especial y muy parecida a mis compatriotas, los puertorriqueños.

He tenido la dicha de visitar a Sevilla en dos ocasiones, por lo que recomiendo sacar de 2 a 3 días en tu agenda para recorrerla y conocerla. En mis estadías, he logrado contemplar diferentes áreas, así que te las comparto para que vayas planificando tu viaje.

Primero empieza tu recorrido en la hermosa Catedral de Sevilla, la cual es la iglesia gótica más grande del mundo. Su construcción inició en el 1401, y es tan enorme que posee una mezquita a su lado y la famosa Giralda. Fue reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el 1989, lo que la hace mucho más especial. Su diseño es impresionante al igual que su grandeza. La Catedral es uno de los pocos monumentos en fusionar cuatro eras diferentes, entre ellas: gótica, neogótica, barroca y renacentista. Un detalle muy importante es que la Giralda, la cual es la torre gigante que actualmente funge como campanario y mirador, es uno de los monumentos más característicos de la cuidad. Su construcción fue primero que la Catedral, gracias a la orden del sultán de Marruecos Abu Yaqub Yusuf para el 1184.

Luego de visitar la Catedral, pasea por El Real Alcázar de Sevilla, el cual es un complejo hermoso de palacios con arquitectura árabe construidos desde el 913. Cada rincón tiene sus detalles hermosos, no te lo puedes perder. Estos palacios se utilizaban para aquel entonces como la residencia de reyes y monarcas. Actualmente funge como hogar del Rey de España cuando visita la ciudad. A los palacios los acompañan unos jardínes bellísimos con diferentes estilos entre ellos islámicos y británicos. Encontrarás fuentes, estanques, arboles gigantes y mucha vegetación. Recorrerlos te llenará de muchas energías y felicidad.

Para almorzar te recomiendo visitar el Barrio Santa María. Te fascinará recorrer sus pasillos pequeños, calles angostas y coloridas, su variedad de restaurantes y comercios locales, las residencias, patios y hasta su ambiente. Visita también, la calle de la judería.

Luego del almuerzo, ve a conocer la imponente Plaza de España. Uno de mis lugares favoritos en Sevilla. Su hermosura es tanta que parece sacado de una postal. Se trata de un complejo antiguo en forma de medialuna con arquitectura exquisita que fusiona mármol, cerámica y ladrillos rojizos. En el centro cuenta con una gigantesca fuente que te permite pasarte en un barco y remar en familia o acompañado de tus seres queridos. Actualmente, estos hermosos edificios de la Plaza de España sirven como espacio para el gobierno español. Si deseas recorrer más por esta área, cercano a la Plaza de España se encuentran otras atracciones como la prestigiosa Universidad de Sevilla, el lujoso Hotel Alfonso XIII, el Parque María Luisa el cual es hermoso y el Acuario de Sevilla.

Por otro lado, si deseas un poco de vida nocturna, camina hacia el Puente Isabell II y Puente Triana o el Puente San Telmo en dirección a la Calle Betis. Mientras cruzas los puentes disfrutarás de una romántica vista al famoso río Guadalquivir y la ciudad. ¡Es precioso! Al llegar a la Calle Betis gozarás de ambiente de rumba, buenísimo. La calle está repleta de lugares nocturnos como barras y restaurantes. Muchas veces celebran festivales o fiestas, por lo que te recomiendo que hagas un poco de investigación cercano a la fecha de tu viaje. Si te quedas con más ganas de rumba, camina por la Avenida Cristóbal Colón, en ella encontrarás varios lugares más.

Otro lugar fascinante para visitar es la Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería y su museo. Ahí conocerás de primera mano la historia y el arte detrás de la tauromaquia, la cual es fascinante. Luego te recomiendo caminar hacia la Torre de Oro, la cual está muy cercana a la Plaza. La Torre es un mirador en forma de polígono con unos 36 metros de altura. Su vista a la ciudad y al río Guadalquivir, lo hacen muy especial. Se dice que su nombre original se deriva del árabe haciendo referencia al reflejo de la torre dorada en el agua.

En la tarde, date la vuelta por las Setas de Sevilla, o mejor conocido como el proyecto Metropol Parasol. Esto es una estructura gigante en forma de una seta que cuenta con un Museo Arqueológico, un mercado, una plazoleta y un mirador en su último piso. Es hermoso y la vista de la ciudad también es espectacular.

Por último, visita La Carbonería o la Casa Anselma en la Calle de Pagés del Corro para disfrutar de unos buenos tragos, tapas y un espectáculo cinco estrellas de flamenco o de un concierto en vivo de un gitano. ¡Te va a encantar!

Si deseas realizar compras, puedes visitar el centro de la ciudad y el Corte Inglés.

¡Buen viaje amigo!

#Sevilla #RealAlcazardeSevilla #PlazadeEspaña

Tags:

También pueden interesarte estos blogs de viajes: