La magia de los cerezos de Washington, D.C.

En abril, los residentes de la ciudad de Washington, D.C., los visitantes y curiosos se reúnen en las áreas del National Mall y Memorial Parks para presenciar el florecimiento de sobre 3,000 árboles de cerezos. El florecimiento de estos hermosos árboles representa el inicio oficial de la temporada de primavera, y se celebra a través de un festival multitudinario llamado el Cherry Blossom Festival.

Este Festival mayormente compuesto de cuatro semanas repletas de actividades, se creó además, para fomentar las artes, la belleza natural, la cultura y la música entre la comunidad. Todas las actividades ofrecidas giran alrededor del concepto del florecimiento de los cerezos, lo que la hace mucho más especial. Algunas de las actividades que ofrecen como parte del Festival son conciertos de música en vivo, una caminata nocturna con lámparas, un festival para volar chiringas, conferencias de expertos en el tema, y hasta una parada como cierre. Se ofrecen sobre 50 actividades, y en su mayoría, son libre de costo para el deleite de las personas, niños y familias.

La ciudad además de contar con cada rincón embellecido con estas coloridas flores japonesas, sin duda te ofrecerá mucho que hacer pues los comerciantes explotan todos sus talentos y creatividad, al ser una alta temporada turística en la ciudad. Podrás desde degustar bebidas y platos inspirados por esta bella flor, al igual que tomar clases para hacer arreglos florales, pintar los cerezos en canvas, masajes especiales, entre otros. Por todo esto y más, recomiendo visitar la ciudad de 3 a 4 días para que explores y puedas disfrutar de todos ofrecimientos especiales. Abril es una de las mejores temporadas para visitar a Washington, D.C. sin dudas.

La versatilidad de la ciudad Washington, D.C. es increíble, pues además de este Festival podrías visitar todos los museos Smithsonianos, los cuales son libre de costo y son extremadamente excelentes. Entre ellos se encuentran el Museo del Holocausto, el Museo de Arte y Cultura Afroamericana, el Museo de Arte Americano, Galería Nacional de Arte, el Museo Nacional del Aire y Espacio, y el Museo Nacional de Historia Natural, entre otros.

Les cuento que éste fue mi primer año visitando el Festival y siguiendo de cerca la magia de los cerezos. Solo puedo decir que… ¡quedé fascinada! Es una época hermosa y alegre porque anuncia el inicio de una de las mejores estaciones del año y a su vez, da por terminado el largo y frío invierno de la ciudad que a muchos como yo no nos gusta. También, este Festival guarda un significando que va más allá de la belleza de la naturaleza y esta flor.

La historia de los cerezos inicia en el 1912 cuando el mandatario de Tokio, Yukio Ozak, visita la ciudad y obsequia 3,000 árboles de cerezos para agasajar y agradecer la larga amistad entre los Estados Unidos y Japón. Como parte del obsequio brindó sobre 12 variedades de cerezos, entre ellas: Yoshino, que es la más común; Kwanzan, Takesimensis, Afterglow, Autumn Flowering, Weeping, Akebono, Sargent, Usuzumo, Fugenzo, Shirofugen y Okame. La ciudad posee un 70% de la flor Yoshino actualmente.

La historia no acaba aquí, pues tres años más tarde en agradecimiento a este gesto, Estados Unidos le obsequio a Japón otro tipo de cerezo silvestre. Por otro lado, Estados Unidos ayuda a Japón en el 1981, ofreciéndole cerezos originales para que nuevamente pudieran plantarlos en su tierra natal, luego de la destrucción de las inundaciones que enfrentaron ese año. Y es finalmente es en el 1994 que nace la celebración del festival de los cerezos para conmemorar todos estos gestos y larga amistad entre ambos países.

Sin duda, el avistamiento de los cerezos es una experiencia mágica. La energía que se da es muy vibrante. Además, al tratarse de una ciudad con la mayoría de sus estructuras blancas- por eso su apodo de la "Ciudad Blanca"- sin duda las flores de los cerezos coloridos viene para avivarla y embellecerla de una manera muy especial.

Un detalle muy curioso de esta hermosa flor es que todos los árboles comparten su florecimiento en el mismo tiempo. El florecimiento dura aproximadamente 14 días, lo que hace la celebración única en su categoría en el área. Actualmente, este Festival recibe a sobre 1.5 millones de personas, convirtiéndolo en la celebración más grande de la ciudad, y la más esperada de inicio de primavera.

Otras actividades que el festival ofrece son los recorridos en bicicletas, la oportunidad de ver los cerezos desde el agua con barquitos, espectáculos de fuegos artificiales, exposiciones especiales en los museos, y hasta recorridos especiales o privados en el agua con kayaks. Para rutas, itinerario y más información, te recomiendo visitar la página oficial del Festival, incluida al inicio de la publicación.

¿En dónde puedo ver los cerezos? Las áreas con grandes cantidades de cerezos son el Washington Monument, Martin Luther King Jr. Memorial, el área del Tidal Basin y el Thomas Jefferson Monument. También puedes recorrer el Parque Potomac en su parte oeste y este.

¿Qué transportación hay disponible para ver los cerezos? El festival posee varias guaguas con diferentes paradas que te pueden dejar justo al frente de los cerezos. También podrías usar otras opciones como correr bicicleta o patineta, tomar el tren, tomar el Water Taxi y/o los servicios de Uber y Lyft. Visita este enlace para más detalles.

¿Cuáles son las mejores actividades del itinerario? De todas las actividades, las mejores en mi opinión son el Blossom Kite Festival, el PetalPalooza, el National Cherry Blossom Festival Parade y Blossom Bash Concert.

¿Qué necesito para ir a ver los cerezos? Definitivamente necesitas ropa cómoda a tono con el clima. No olvides tu cámara, un sombrero o gorra que te proteja del sol, bloqueador solar y mucha paciencia. Las áreas son muy pero muy concurridas. Mencioné anteriormente que este Festival reúne a 1.5 millones de personas en un mismo lugar, por lo que debes ser tolerante con personas con coches de niños, con mascotas, bicicletas y patinetas, entre otros. También, debes esperar tu turno para tomarte fotos con los cerezos.

¡Te espero el año que viene en mi hermosa ciudad viajero!


Tags:

También pueden interesarte estos blogs de viajes: