top of page

7 consejos de viajes para mujeres embarazadas primerizas

¿Viajas por primera vez estando embarazada? Conoce estos 7 trucos y consejos de viajes que te ayudarán a tener una buena primera experiencia como futura mamá viajera.

7 consejos para mujeres embarazadas primerizas que desean viajar.

¡Muchas felicidades futura mamá! Estás entrando a una de las mejores etapas de tu vida y aquí encontrarás todas las herramientas y consejos necesarios para aliviar tus primeras experiencias viajando.

 

¡Comenzamos! Como primer paso, antes de planificar y presupuestar todos tus gastos para ese primer gran viaje con tu embarazo, debes consultar con tu doctor si es seguro viajar durante tus primeros meses. Esto es algo meramente preventivo, pero te ayudará a sentirte más segura. De igual forma, consulta cuáles son los destinos deseas visitar, qué medicamentos son autorizados y si requieres de alguna vacuna u otro cuidado médico especial.


Un dato importante para las mujeres embarazadas es que los doctores aconsejan no viajar después de las 30 - 32 semanas, ya que puedes dar a luz en cualquier momento. ¡Así que prepárate bien y coordina todo a tiempo!


Una vez tengas todo esto listo el destino, la aprobación de tu médico, cuidados médicos y tu itinerario tentativo procura tener en cuenta los siguientes consejos antes y durante ese viaje tan deseado.


7 consejos de viajes para ayudar a las mujeres embarazadas y primerizas en su primer viaje internacional por el mundo son:


1. Estudia las comidas con anticipación

Alimentarte bien durante tu embarazo es prioridad. Estudiar las comidas con anticipación de ese nuevo destino te ayudará a organizarte mejor y saber qué esperar en esos días de viajes, que usualmente son largos. Planifica bien tus comidas para que puedas tener un balance perfecto entre proteínas, vegetales y frutas. Es muy común que durante los primeros meses del embarazo a muchas futuras mamás les da náuseas y experimentan falta de apetito, por lo que debes prestarle mucha atención a tus antojos y cuál puede ser la mejor alimentación con estos síntomas.


2. Identifica el acceso a baños

¡Muy necesario! Con el embarazo se despiertan los deseos de ir al baño frecuentemente, por lo que te aconsejo que siempre estés alerta del acceso a ellos en cualquier lugar que vayas, ya sea el avión, aeropuerto, autopistas, trenes, museos, restaurantes, centros comerciales y hasta lugares históricos.

 

En destinos europeos y asiáticos se ve mucho que el acceso a baños públicos requiere de un costo por persona, por lo que debes considerar también tener dinero en efectivo para poder usarlos cuando tengas los deseos.


3. Lleva contigo meriendas saludables y agua

¡Esto me ha salvado la vida en varios viajes! Traer contigo meriendas sólidas livianas que sean saludables y agua filtrada o embotellada, ya sea en tu mochila, carry-on o cartera, puede ayudarte a salir de muchos apuros. En especial en los largos viajes en avión o simplemente durante la noche en el hotel.

 

Algunas sugerencias son granos como el pistacho o nueces, galletas, sándwiches fríos de jamón y frutas secas, entre otros. ¡Y no olvides lo más importante, hidratarte todo el tiempo! Para esto, la mejor opción es tener contigo un envase de aluminio eco amigable portátil que puedas llenar de agua constantemente en fuentes filtradas o con agua embotelladas.


4. Evita realizar actividades riesgosas o físicas pesadas

Los primeros meses del embarazo requieren un cuidado especial, minimizando las actividades físicas pesadas y riesgosas. Consulta con tu médico sobre esto y si tienes preguntas sobre alguna excursión exótica o de mucha adrenalina que desees. Evita exponerte a riesgos, sobrecargarte con muchas actividades al día y abusar de tu cuerpo. ¡También, mucho cuidado con el peso de tu equipaje!


5. Toma descansos

Aunque estés explorando un nuevo destino, recuerda que estás de vacaciones. Toma un tiempo para descansar, relajarte y reposar por varios lapsos del día. Esto te ayudará a estar más activa y durar un poco más en las noches. Al menos esa fue mi experiencia en mis viajes, mientras más descansaba más podía gozarme las actividades, en especial las nocturnas como escuchar música local en un restaurante, participar en una obra o musical y hasta disfrutar de un buen mocktail (bebida sin alcohol) en alguna barra local.


6. Lleva vestimenta cómoda

¡Otra de las más importantes! Con el embarazo tu cuerpo cambiará constantemente, por lo que te aconsejo llevar ropa cómoda, flexible y liviana, si el destino y su temperatura o clima lo permiten. Nunca está demás tener pantalones negros o mahones azules (jeans) flexibles, trajes sueltos, faldas anchas, y pijamas grandes y cómodas.  


7. Usa los protocolos especiales de embarazadas

Esta opción es una de las más difíciles si eres introvertida, independiente o simplemente tímida. Pero aunque no lo creas, esto existe en muchos aeropuertos, restaurantes y hasta aerolíneas. Muchos de ellos cuentan con protocolos y servicios especiales que les dan cierta preferencia a las mujeres embarazadas, dándole acceso a abordar antes y a entrar en salas con asientos especiales.


Edúcate investigando bien a los lugares que visitarás. Puedes beneficiarte mucho de esto, ya que evitarás largas horas de pie, cargar mucho equipaje pesado o accidentes con alto tráfico de personas. Y si no consigues mucha información al respecto, una de las cosas que frecuento hacer en estas situaciones es que también pregunto al personal encargado de manera discreta para confirmar los servicios y evitar malos ratos.


Para otros consejos de viajes, visita esta sección de viajes.

 

Apoya el contenido de este blog de viajes con una donación.



  


Comments


bottom of page