Cataratas del Niagara en Canadá, una maravilla de lugar

Tuve la oportunidad de visitar las Cataratas del Niagara ubicadas Ontario, Canadá en invierno. Aunque admito que el agua estaba un poco congelada, y hacía mucho frío, el observarlas fue una experiencia sumamente maravillosa. ¡Jamás uno se imagina que la belleza natural puede llegar a tanto!

Para hablarles un poco del lugar, estas famosas cascadas están ubicadas entre la frontera de Estados Unidos y Canadá. Están compuesta específicamente por tres cascadas: la canadiense, la estadounidense y el Velo de Novia. Todas cuentan con una caída de aproximadamente 64 metros, por eso son tan impresionantes. Y aunque fui solo un día porque esta visita formaba parte de una de las paradas del "road trip" a Lake Placid*, pude disfrutar su belleza, energías y grandeza. Me gustó mucho visitarlas y volvería en algún verano para verlas en su estado normal. Para los que se pregunten si es solo las Cataratas sepan que las mismas forman parte de un pequeño complejo turístico que posee hoteles, restaurantes y tiendas, cervecerías, entre otras atracciones. Pueden visitarlas en familia, pareja o solo. Es un lugar muy seguro y su versatilidad te permite observar esta maravilla de cerca desde un puente, tomando un barco o desde lo alto, a través de una atracción llamada Sky Wheel. Todo está ubicado relativamente cerca.

Es una gran alternativa para los que busquen una gran aventura de un fin de semana y residan en los Estados Unidos o Canadá . Para los que están más retirados, le recomiendo que busquen varios otras ciudades cercanas y aprovechen el viaje para visitarlas. Es una actividad que un solo día o dos días basta.



Tags:

También pueden interesarte estos blogs de viajes: