8 maneras de viajar sin renunciar a tu trabajo

Trabajar y viajar puede ser un tremendo dolor de cabeza para muchos, en especial, para las personas que cuentan con trabajos muy demandantes, y sin muchos días de vacaciones.

Laguna de Huacahina en Perú
Laguna de Huacahina en Perú

En las casi dos décadas que llevo como viajera, he descubierto varias fórmulas de cómo puedes darte una o varias escapaditas a esos lugares que tanto deseas por un largo o corto tiempo, manejando eficientemente tus días personales, de vacaciones y los festivos.


Algunos consejos son:

  1. Organiza y planifica tus semanas para que tengas al menos, un día libre o con menos carga del trabajo. Ese día puede ser un viernes o lunes, y así puedes combinarlo con los días del fin de semana para planificar alguna aventurita local. La aventurita pueden ser a algún lugar cercano como viñedo, pueblos históricos y/o parques nacionales.

  2. Acumula todos los días de vacaciones durante todo un año. Al finalizar ese período de trabajo, podrás tomar un largo descanso de aproximadamente 10 a 15 días* para un viaje internacional largo. Destinos como Asia, Europa y hasta África son perfectos para esa cantidad de días.

  3. Combina tus días personales con los días feriados. Algunos días festivos en los Estados Unidos son el primero de enero, Año Nuevo; el 4 de julio, Día de la Independencia de los Estados Unidos; 4 de septiembre, Día del Trabajo; el penúltimo jueves de noviembre es la celebración del Día de Acción de Gracias y el 24 de diciembre, la Navidad, entre otros. Cerciórate de buscar el calendario oficial de los días festivos con tu empleador y planifica destinos cortos con ellos en mente. Algunos empleadores también celebran la Semana Santa en abril y el Memorial Day/Weekend en mayo.

  4. ¿Tienes días libres por tu cumpleaños, por trabajar los fines de semana o por tu gran desempeño durante el año? Calcula cuántos días libres adicionales posees y toma esas pequeñas vacaciones iniciando un jueves o viernes, así combinas esos días con los fines de semana y tendrás suficiente tiempo para darte un viaje corto pero con calidad. Otro opción es usar esos días durante fechas festivas y tendrías mucho más tiempo para esa aventurita.

  5. Investiga si tienes horas adicionales durante el año. Verifica con tu empleador cómo es esa política y toma esas horas adicionales pensando en cómo puedes alargar tus vacaciones, días festivos o fines de semana.

  6. Ahorra por un buen tiempo y toma unas vacaciones sin sueldo. La clave estará en establecer presupuestos por destinos y cumplirlos para que no hayan sorpresas. Planifica todo bien y establece un máximo de días.

  7. Planifica con tu empleador trabajar remoto por varios meses, y así podrás cambiar de destino cuantas veces quieras. Eso sí, cerciórate que tengas el servicio de wi-fi disponible en ese destino para que puedas cumplir con tus responsabilidades. También sé cuidadoso con el cambio de hora.

  8. Identifica oportunidades de intercambio haciendo trabajo comunitario, a través de tu empleador. Verifica qué organizaciones apoyan y busca qué programas tienen disponible. Puede ser desde recaudar fondos a través de carreras o maratónes, galas o hasta ofreciendo seminarios de tu empresa en otras ciudades. En muchas empresas ofrecen estos días u horas como trabajo voluntario con paga...y lo mejor estarás viajando.

¡Espero que estos consejitos te ayuden para tus nuevos destinos y aventuras locales!


* Los días de vacaciones varían entre empleados y empleador o patrono. La cantidad dependerá de tu posición y políticas del empleador o patrono. Te sugiero que revises tu contrato de empleado y verifiques con el departamento de Recursos Humanos cuáles son tus beneficios.

También pueden interesarte estos blogs de viajes: