Consejos para manejar el jet lag en tus viajes internacionales


Cómo manejar el jet lag en tu próximo vuelo internacional.

¿Estás lista(o) para viajar internacionalmente pero te aterra experimentar el famoso jet lag?


Si bien es cierto que nos preparamos con mucho tiempo de antelación para viajar, también debemos tomarnos un tiempo, como parte del proceso de viajar, para planificar cómo podemos adaptarnos más rápido al cambio de horarios de otros países en la zona este u oeste.


El jet lag es un efecto secundario que les da a los viajeros al cruzar diferentes horario. Es más frecuente al viajar hacia el este, ya que los días son más cortos. Esto puede ocasionar cansancio, náuseas, mal humor, problemas estomacales, estreñimiento, dolores de cabeza e insomnio, entre otros síntomas.


No es tan común al viajar al oeste porque se gana tiempo, y el cuerpo cuenta con más días para reponerse.


Normalmente nuestro cuerpo conoce su propia rutina pero al experimentar un nuevo cambio de horario, pierde ese reloj interno y no coincide con lo que está pasando a su alrededor.


El jet lag puede durar desde horas hasta más de dos días, por lo que es muy importante atenderlo porque puede robarte algo de tiempo en ese nuevo destino. ¿Cómo puedes hacerlo? A continuación te compartiré varios consejos viajeros que me han ayudado a mí a superar el jet lag en mis aventuras internacionales.


  1. Estudia la diferencia de horario: Es vital que conozcas bien la diferencia de horario que enfrentarás y cómo va a afectar tu rutina diaria. ¡Planifica esos ajustes poco a poco!

  2. Empieza la nueva rutina antes de tu viaje: ¡No esperes a viajar para entonces adaptar a tu cuerpo a ese nuevo destino y horario! Prepárate haciendo cambios poco a poco a tu rutina de comer y dormir. Hazlo gradualmente teniendo en mente ese nuevo horario.

  3. Descansa cuando es necesario: Si sabes que tu vuelo aterrizará en la mañana, trata de ajustarte y dormir en ese vuelo. Existen pastillas naturales que pueden facilitarte el dormir como la melatonina.

  4. Evita las siestas: No tomes siestas o descansos durante el día, una vez estés en tu destino. Oblígate a continuar y a aguantar lo más que puedas para que te vayas adaptando a ese gran cambio.

  5. Ajusta tu reloj una vez aterrices: Aunque no lo creas, esto te ayudará muchísimo a estar alerta de los horarios y la rutina.

  6. Mantente hidratado: El jet lag hace que tu cuerpo pierda su “reloj biológico interno”, por lo que estar hidratado debe ser prioridad antes, durante y después de tu viaje. Programa alertas para consumir agua cada cierto tiempo. ¡No olvides tu botella eco amigable de agua!

  7. Usa la cafeína a tu favor: Si te sientes muy cansado en tu llegada, toma bebidas con cafeína como los refrescos o el café. Esto te ayudará a mantenerte despierto y aguantar durante el día hasta que sea la hora de dormir. ¡Eso sí, evita tomar más cafeína de 5-6 horas antes de acostarte!

  8. Busca aplicaciones: Si eres de los viajeros despistados, busca aplicaciones que puedan ayudarte a establecer esa nueva rutina con el jet lag. Algunas aplicaciones buenas son Timeshifter, Jet Lag Buster y Uplift.

¡Dile adiós al jet lag desde ya!

También pueden interesarte estos blogs de viajes: