72 horas en Ámsterdam: ¿Qué deberías visitar?

Muchos visitan a esta hermosa ciudad, en especial los jóvenes estudiantes y profesionales, para disfrutar de primera mano de su vida social, el cannabis legalizado y apreciar las bellezas de sus mujeres a través de la prostitución. Pero más allá de estos atractivos turísticos evidentes, Ámsterdam guarda una magia especial a través de su arquitectura renacentista y barroca, además de sus hermosos canales.

En esta ocasión, visité a esta bella ciudad por segunda vez, pero fue mi primer intento en temporada de invierno. Debo decir que aún así no dejo de conquistarme, a pesar de sus grandes cantidades de turistas y bullicio callejero.

A Ámsterdam se le conoce como ‘la primera Venecia de Europa’, porque posee una gran cantidad de canales que adoran la mayoría de las calles. Este pequeño pero significante detalle llena la ciudad de romanticismo y es sumamente fascinante recorrerla sin importar el día o la temporada del año. Definitivamente al caminarla palparás sus edificaciones estrechas multicolores, sus puentes inundados de recuerdos y sus hermosas casas flotantes. ¡Cada rincón se convierte en una postal en vivo y a todo color!

Lamentablemente si comparamos la cantidad de puentes de esta ciudad con Venecia, ésta segunda reina en el renglón. Ámsterdam actualmente posee un poco más de 200 puentes, mientras que Venecia cuenta con 455.

Para los que no conocen mucho de Ámsterdam, es la capital de los Países Bajos u Holanda. Es la ciudad más grande de este país, y lleva ese nombre por su río Amstel. Éste atraviesa toda la ciudad convirtiéndola en un hermoso lugar pesquero. En términos de economía, Ámsterdam es muy sólida pues tiene como ejes la agricultura, el petróleo y el turismo. Su casco o corazón es uno de los centros históricos más antiguos e importantes de Europa.

La mejor manera de conocer a Ámsterdam es recorriéndola a través de una bicicleta, el medio de transporte favorito de los holandeses. De hecho, se dice que cuenta con sobre 600,000 bicicletas, siendo la ciudad con más bicicletas que autos en Europa, por eso también se le conoce como la ‘Ciudad de las Bicicletas’. Para adquirirlas es muy fácil, pues en cada rincón hay una estación. Todo es muy seguro ya que la ciudad cuenta con carriles exclusivos para este medio de transporte. Además, existen compañías que ofrecen alquileres y hasta recorridos guiados con bicicletas. ¡Esto es ideal si viajas en familia!

Otras maneras de explorar la ciudad es a través de barcos que navegan por los canales, caminando, usando el tren local y/o guiando un auto.

Una excelente alternativa es el servicio de Hop On-Hop Off porque cuenta con autobuses y barcos en varias paradas de la ciudad. Lo mejor de todo es que no tienes que escoger uno, pues puedes combinar tu recorrido con ambos medios de transporte por aproximadamente $25.00 por persona. Este costo no incluye los taxes.

Ahora bien, algunos lugares que recomiendo visitar si planificas ir a la ciudad por 48 ó 72 horas, como yo lo hice, son:

Plaza Dam: Esta plaza guarda muchísima historia desde su construcción en el 1270. Ha sido escenario para mercados, manifestaciones y hasta sucesos lamentables como las masacres de la Segunda Guerra Mundial, al igual que los ataques de la Guerra de Vietnam. También ha servido en momentos históricos más alegres como la coronación de Su Alteza Real la Reina Beatriz en el 1980. Hoy día, esta plaza sigue siendo un lugar de reencuentro para locales y turistas. En su alrededor está el Palacio Real de Ámsterdam y la iglesia Nieuwe Kerk.

Al recorrerla no dejes de contemplar su hermosa arquitectura. También, dicha plaza cuenta con varios componentes especiales como lo es un ambiente social activo, estatuas vivientes y shows de comedias o teatro al aire libre. Muy cercana a ella está el Nationaal Monument (Monumento Nacional), el cual que conmemora a las víctimas de la Segunda Guerra Mundial y el Madame Tussauds, popular museo de cera de artistas reconocidos.

Un poco más adelante de la plaza se encuentra Ámsterdam Centraal, uno de los edificios más icónicos de la ciudad. Recorrerlo es un sueño. Nadie cree que fue construido en el año 1240 por el arquitecto, Pierre Cuypers, quien además diseñó el museo Rijksmuseum.

Ámsterdam Centraal es la estación principal de la ciudad. Transporta alrededor de 250,000 pasajeros diariamente. Su ubicación es perfecta pues está en el mismo corazón de la ciudad rodeada de museos, restaurantes, comercios locales e internacionales y barras, entre otros. Ésta también cuenta con lugares accesibles para alquilerar bicicletas y tiene muy fácil acceso a paradas de autobuses, barcos, trenes y taxis.

Si buscas ver las casitas estrechas multicolores esta área es ideal. Justo al frente de la Estación Central podrás contemplarlas y hasta hacerte una sesión de fotos.

Rembrandtplein:

Paséate por este hermosos pueblito repleto de restaurantes y cafeterías. Lleva el nombre de este pintor holandés porque tiene una estatua muy visible en el centro.

Museumplein (Distrito de los Museos):

En esta área encontrarás varios museos espectaculares con reconocimientos internacionales. Entre ellos está el Rijksmuseum, el cual ofrece una amplia gama de arte moderno; el Museum Het Rembrandthuis, casa y taller de Rembrandt y mi favorito, el Museo Van Gogh, el cual exhibe la mayor colección de pinturas de este talentoso pintor. Si amas su obra 'Los Girasoles" como yo, te recomiendo visitar las tiendas del museo en el primer y segundo piso pues ahí encontrarás bellezas.

Si visitas la ciudad durante el invierno, esta área es hermosa pues le colocan una pista de patinaje de hielo grande para el disfrute de todos. También, posee varios food trucks con buena comida y una amplia gama de restaurantes en las calles aledañas.

Otra área que debes explorar la calle PC Hooftstraat. Se trata de una avenida repleta de comercios con marcas de lujo. Si eres amante a irte de compras, en esta área encontrarás tiendas como Max Mara, Dolce & Gabanna, Tiffany & Co, Louis Vuitton y Jimmy Choo, entre otras.

Un poquito más retirado de esta área está el museo Heineken Experience, el cual expone la trayectoria de la elaboración de esta cerveza local premium. Debo confesar que al ser amante al mercadeo, me fascinó este museo ya que presenta cómo poco a poco ha crecido esta bebida alcohólica en fórmula, empaque y mercadeo hasta transformarse en lo que es hoy día. Es un museo muy interactivo que utiliza proyecciones, 3D-mapping y hasta juegos para presentar la información. Además, te permite saborear la cerveza en múltiples ocasiones, así que disfrútatelo y...¡proost! Esto significa salud en holandés.

Otro museo muy concurrido y reconocido internacionalmente en la ciudad de Ámsterdam es la Casa de Anne Frank. En él conocerás la historia detrás de Anne durante la invasión alemana nazi y cómo vivió sus días. Aunque este museo no está ubicado en el Distrito de los Museos, sino en la calle Westerkek a pasos de la Plaza Dam debe ser otra parada obligada en tu visita. Otros museos disponibles en la Plaza Dam que no son tan tradicionales son el Museo del Queso, el Museo Ciencias y el Museo del Sexo.

Si deseas mantenerte en el Distrito de Museos y descansar en un área verde, en uno de los extremos está el parque Volderpark. A este parque se le conoce como el pulmón de la ciudad porque posee sobre 200,000 árboles, hermosos estanques y áreas de descanso. Es una excelente alternativa para ir a pedalear en bicicleta con tu familia o para tomar un descanso de la ciudad. Cabe señalar que el nombre del parque nombre proviene del poeta renacentistas Joost Van den Vondel ("parque Vondel"), y su estatua está ubicada en el interior del parque.

Leidseplein:

Si eres amante a los clubes nocturnos y barras, éste es el área a visitar. También posee una amplia variedad de restaurantes, comercios locales, tiendas nacionales y hospedería. En esta segunda ocasión de visita, decidí quedarme en esta área y me encantó. ¡Es muy céntrica y tiene de todo!

Si te gusta irte de compras también esta área es una buena opción. En ella encontrarás tiendas de calzado, ropa, joyería y de hasta recordatorios holandeses. Una de sus joyas es el Hotel American, uno de los hoteles más lujosos de Ámsterdam actualmente. Abrió sus puertas en el 1882 y cargó por más de 100 años el cuadro original La Ronda de Noche de Rembrandt en uno de sus cuartos. Hoy día, ese cuarto continua con el nombre de este genio, y en él alberga una copia exacta del cuadro en la pared original donde fue colgado por primera vez en el siglo XVII.

Red Light District (Barrio Rojo):

El Barrio Rojo es uno de los atractivos más turísticos de la ciudad. Se trata de varias calles llenas de restaurantes, barras y vitrinas de color rojo que señalan las mujeres semidesnudas que se dedican a la prostitución. Sí no lo sabías, esto es considerado una profesión legal en Holanda desde el 1911, y Ámsterdam es una de las 13 ciudades que lo poseen.

Desees o no, considero que es una parada obligatoria en tu viaje, ya que se trata de una de las zonas más populares e importantes de la ciudad. Aunque no lo creas guarda mucha historia, por lo que te aconsejo un recorrido guiado. Otra razón para visitarla es que irónicamente el ambiente que se da es muy seguro y organizado. Si gusta el ambiente nocturno, este barrio tiene mucho que ofrecer pues no solo posee las vitrinas con mujeres semidesnudas, sino que cuenta con una amplia variedad de restaurantes y barras como mencioné anteriormente.

Otros atractivos de la ciudad son:

Mercaditos de tulipanes o flores: A pesar que el tulipán fue originalmente cultivado en el país de Turquía, éste vino a Holanda en el siglo 16. Su popularidad fue creciendo poco a poco hasta entonces que se ha convertido en otro ícono de la ciudad. Hoy día Holanda posee gigantes cultivos de esta flor, al igual que otras, lo que han llevado a apodarlo como la ‘Floristería del Mundo’.

Si tienes la oportunidad de visitar a un mercadito de flores o de tulipanes hazlo. Existen excursiones y hasta recorridos guiados disponibles.

Si deseas otra experiencia un poco más local y festiva, visita la ciudad en la semana del 18 de enero, Día Internacional del Tulipán. Se dice que la Asociación de Cultivadores Holandeses de Tulipanes lleva a cabo un hermoso Festival del Tulipán en la Plaza Dam. Espero en algún momento poder visitarlo, y escribirles de mi experiencia.

Fábrica de diamantes: Si eres amante de estas piedras y prendas, esta opción puede ser de tu gran interés. Aunque no lo creas a Ámsterdam también se le considera la 'Ciudad del Diamante', pues lleva sobre 400 años confeccionándolos. Una de las empresas más reconocidas en esta industria es Gassan Diamonds, la cual se dedica a la venta de joyas y relojes. También ofrece recorridos guiados gratis, al igual que talleres para confeccionar esa joya de tus sueños. Si deseas explorar más sobre este tema, existe también el Museo del Diamante. En él podrás descubrir un poco más de historia, desarrollo y talentos locales.

Comercios de quesos: Si eres fanático del queso sin importar la hora del día como yo, prepara tu estómago para estar en Ámsterdam. En cada cuadra te toparás con comercios o tiendas de quesos. Todos con decenas de opciones y muestreo. Pero lo mejor no queda ahí, es que todos los quesos son sumamente frescos y producidos localmente.

Ámsterdam posee mucha pasión por estos lácteos, por lo que produce grandes cantidades y variedades. El queso favorito de los holandeses es el Gouda, así que no dejes de probarlo. También cuenta con el famoso queso de cabra, el cual no es tan común, y el Maasdammer que se asemeja mucho al queso suizo, entre otros. Adquirir los quesos es sumamente fácil, pero cuando veas todas las opciones disponibles verás lo difícil que es escoger el mejor de todos.

Si deseas conocer más información de sobre este tema, visita el Museo del Queso, a pasos del museo de la Casa de Anne Frank.

Coffee Shops: Aunque el nombre dé la idea una cafetería y su apariencia sea muy pero muy similar, no los son. Los coffee shops son una especie de comercio que promueve el consumo y la venta legalizada de la marihuana en la ciudad. En ellos encontrarás mercancía ya sea para comer como bizcochos, para fumar con pipa o cigarrillo, y para beber como el té de marihuana. Si quieres sentirte como todo un local, visita estos shops. Las áreas que más tienen de ellos son el Barrio Rojo (Red Light District), Leidseplein y Rembrandtplein.

¡Hablemos de la comida típica de Holanda! La cocina holandesa debo decir que es riquísima. Se trata de pescado y muchas verduras, ya que son ricos en agricultura. También está el otro detalle delicioso, la pastelería. Algunos de los platos típicos que podrías degustar son los poffertjes que son pequeños panqueques con azúcar en polvo; el Pannekoek que es una crepa bañada con sirope o frutas; el queso Gouda; las papas o patatas con cualquier tipo de salsa; el bitterbalen que son unas bolitas de carne empanadas servidas con mostaza y el arenque crudo que se trata de un bocadillo de pescado con cebollas y pepinillo. Si eres amante a las cerveza locales, en esta ciudad la más populares son: Amstel y Heineken.

¿Cómo puedo llegar a Amsterdam?

Al ser la capital de los Países Bajos, es relativamente fácil llegar a esta ciudad ya sea en avión, en tren o guiando desde algún otro lugar de Europa. Si deseas volar en avión usa el Aeropuerto de Ámsterdam-Schiphol para llegar. Éste recibe vuelos de Roma, Nueva York, Francia y hasta Londres con múltiples aerolíneas internacionales como American Airlines, United Air Lines, Delta, AirFrance, Wow Airlines, British Airways, KLM, EasyJet y Korean Air, entre otros. El aeropuerto es muy cómodo cuenta con servicio de wi-fi y métodos de transportación disponibles como el tren, taxis y el servicio de Uber para que continúes tu viaje hasta tu destino final.

Si desea viajar en tren desde otra ciudad europea, Rail Europe es una excelente opción.

Consejos para tu visita:

  • 72 horas en una ciudad es un tiempo relativamente corto. Organízate bien para que puedas ver todo lo que consideras importante. En mi caso organicé los museos por días y áreas a visitar, así tenía momentos libres para explorar la zona.

  • No lleves mucho dinero en efectivo. La mayoría de los comerciantes y negocios aceptan todas las tarjetas de crédito, excepto American Express.

  • Usa ropa cómoda, al igual que zapatos. ¡Es una ciudad que se camina o se pedalea mucho!

  • Si deseas visitar a los museos, separa y compra los boletos con anticipación a través del internet. Todos son muy concurridos, y con esta manera te evitarás hacer largas filas o perderte tu visita. Este artículo incluye las páginas de los museos.

  • Si deseas correr bicicleta, recuerda usar siempre el carril asignado. Éste está rotulado con una línea blanca continua con el símbolo de una bicicleta. Siempre estará en el lado derecho de la calle.

  • Evita usar los carriles de trenes con tu bicicleta. Las gomas pueden quedarse metidas y podrías ocasionar un accidente.

#Amsterdam #RedLight #CoffeeShops #PlazaDam #VanGoghMuseum #MuseumHetRembrandthuis #Rijksmuseum #Rembrandtplein #Leidseplein

También pueden interesarte estos blogs de viajes: