48 horas en Chiang Mai, Tailandia

Esta norteña ciudad tailandesa mejor conocida como "La Ciudad Nueva" te conquistará no solo por ser la más grande, y sino porque en sus montañas y naturaleza abunda una belleza singular, al igual que en su cultura, un poco más auténtica. Además, como si fuera poco cuenta con una amplia variedad de templos, mercados, recorridos (“tours”) a otras ciudades cercanas como Chiang Rai, buena vida nocturna y gastronomía. También, su ubicación idónea te dará comodidad de visitar a otros países cercanos como Laos y Myanmar. ¡Qué mejor que eso!

Durante mi estadía de dos días tuve dos experiencias mágicas que les deseo contar.

Conocer a los elefantes

¡Éste siempre fue uno de mis sueños desde pequeña, conocer a los elefantes en su propio hábitat, y se pudo cumplir aquí! Durante la planificación, buscaba una reserva o santuario con tres características: segura para mí y los animales, que me permitiera tener una experiencia especial que al igual pudiera aprender de estos hermosos animales, y la última, que no hubiese maltrato. Como saben, en Tailandia existe mucha explotación y maltrato hacia estos hermosos animales. Los elefantes pasan por un grave ciclo de maltrato desde sus 4 años de vida y dura varios meses hasta convertirlos en un animal sin personalidad y dócil. Si deseas conocer más sobre este tema, busca información sobre la tradición centenaria llamada Phajaan.

Regresando a mi experiencia, la excursión que seleccioné me proveyó transportación desde el hotel, almuerzo en la reserva, una clase educativa y un taller para aprender a hablarle y cuidar a los elefantes, y todo un día de aventuras. El primer paso una vez llegamos fue cambiarnos de ropa y tomar la clase de aproximadamente 30 minutos. En ésta, te preparan para que puedas comunicarte y conectar con el elefante. Luego, te pasan a un área para que puedas conocerlos y alimentarlos por un tiempo de 30 minutos o un poco más. Esta parte es importante ya que es el inicio de la relación y tienes que establecer la confianza. Luego, caminas y recorres la reserva acompañada de esta hermosa criatura. Todo culmina con un baño y unos buenos masajes con rocas a los elefantes.

El elefante que me asignaron se llamaba Coffee que significa café en español. No pudo ser más perfecto, pues soy adicta al café, es mi bebida favorita. ¿Qué coincidencia no? Coffee era nena, una de las más pequeñas, muy juguetona y amaba el agua. Aprendí a darle comida, a agradecerle su tiempo conmigo, y a consentirla mucho. ¡Fue la mejor experiencia! Si tienes tiempo y la oportunidad de hacerlo, hazlo pues compartir con estos hermosos animales es pura magia.

Ahora bien, dónde puedes hacer este tipo de actividad, pues muy fácil. Actualmente existen muchos santuarios y reservas que pueden brindarte esta experiencia de manera segura, y hasta son endosados por reconocidas organizaciones que protegen y condenan el maltrato de animales como la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales, mejor conocida por sus siglas FAADA. Lamentablemente, la reserva que visité estaba endosada pero fue eliminada, por ello, me reservo no compartirla. No obstante, otras excelentes alternativas muy similares son:

Algunos de los detalles importantes que debes verificar son los horarios (tiempo completo o parcial), distancia, transportación, comidas incluidas y el tiempo asignado con los elefantes. El costo rondea en los $60 dólares (moneda USD) en adelante. Recuerda llevarte bloqueador solar, ropa y zapatos cómodos y resistentes al agua.

Explorar los mercados nocturnos En la noche, para aprovechar mi primer día, decidí experimentar los mercados de Chiang Mai y visité la carretera Chan Klan. Se trata de un amplio espacio de comerciantes, por no decir gigante espacio. En él encontrarás ropa de todo tipo, accesorios y muebles. También encontrarás barras con música en vivo, restaurantes y hasta carritos o quioscos de postres. Irse de compras en esta ciudad es la mejor alternativa, porque posee una gran variedad de artículos y además, es la más económica en toda Tailandia.

Una de las curiosidades que más me llamó la atención fue ver cómo preparaban sus mantecados. Toda una experiencia. ¡Me fascinó!

Descubir las fronteras de Tailandia, Myanmar y Laos

¿Te imaginas estar en un mismo lugar y poder observar tres fronteras? Pues esto es algo que puedes experimentar a través de una excursión especial en Chiang Mai. Se trata de visitar el Triángulo de Oro (en inglés conocido como Golden Triangle), un lugar que une las fronteras de Myanmar, Laos y Tailandia, a través del río Mekong.

En la antigüedad, este lugar se utilizaba para transportar oro, y para el contrabando. Ahora ha ido evolucionado hasta lo que es hoy, un espacio para comerciantes locales y grandes cultivos del té, tabaco y café.

Este recorrido dura varias horas, y puedes hasta combinarlo con otras atracciones para aprovechar tu día completo. El costo fue de aproximadamente $65 dólares (moneda USD). En mi caso, visité el Triángulo de Oro, después del Templo Blanco de la ciudad Chiang Rai. Si deseas saber de qué trata el Templo Blanco, visita mi pasado blog.

Cómo puedes llegar a Chiang Mai, Tailandia

Actualmente es muy fácil llegar a esta ciudad norteña, pues existen vuelos, autobuses y trenes. En mi caso viaje por avión. Algunas aerolíneas que ofrecen tarifas económicas son Thai Airways, Bangkok Airways y VietJet Air.

#ChiangMai #ChiangRai #Tailandia #Thailand #Laos #ChanKlan

También pueden interesarte estos blogs de viajes: