St. Louis: Una ciudad con mucho que ofrecer

Muchos conocen a la ciudad de St. Louis ya sea porque tienen una parada forzada de largas horas, una emergencia médica, un seminario profesional o una corta conexión de vuelo. Pero más allá de eso, son muy pocos los que la visitan para verdaderamente explorar sus encantos. ¡Y por si las dudas, tiene mucho que ofrecer para todas y todos!

St. Louis nace y renace con muchísima historia. Iniciemos explicando que esta ciudad es americana y perteneciente al estado de Misuri. Es reconocida a nivel internacional por su gran aportación a las ciencias y a la medicina. De hecho, ella cuenta con el mejor hospital de los Estados Unidos, y el más grande también, llamado Barnes Jewish Hospital Plaza.

En términos de geografía se encuentra en el lado derecho del Río Misisipi. Al otro extremo se encuentra la ciudad de Illinois. Fue fundada prácticamente por los franceses en el año 1764, pero ellos desde mucho antes la explotaban como un punto comercial. Para ese entonces se le conocía como uno de los tres puertos más importantes de América.

Para el año 1849, lamentablemente la ciudad fue totalmente destruida por un gran fuego. A eso le siguieron varias guerras y la ciudad pasa a manos de Luisiana cuando estaba administrada por españoles. Luego, los franceses le declararon la guerra y le ganaron. Nuevamente ocurre una última batalla que le arrebata la ciudad a los franceses, perdiéndola ante los estadounidenses. Y fue finalmente para el 1803 que los estadounidenses lograron su compra bajo la presidencia de Tomás Jefferson.

A St. Louis se le apodaba para aquel entonces ‘La Puerta del Oeste’, ya que la emigración era muy fuerte durante el siglo 19. Irónicamente hoy día la apodan ‘La Ciudad Secreta de los Estados Unidos’ porque ofrece una buena calidad de vida a sus residentes. Además, su costo está muy por debajo de las grandes ciudades como San Francisco, New York y Washington, D.C. En mi experiencia visitándola debo decir que la diferencia sí se pudo palpar desde el día uno, especialmente en las compras, visitas a restaurantes y comida en general. Además que la mayoría de sus atracciones, actividades y museos son gratis. Este dato es desconocido por muchos.

¿Qué actividades o atracciones hay en St. Louis?

Durante mi visita a esta ciudad de aproximadamente una semana y media, el clima no estuvo a mi favor. A pesar que fui para el mes de marzo, lo cual se considera primavera, las temperaturas rondaban en los -11 hasta 35 grados. Como era la primera vez que visitaba la ciudad, el clima no me detuvo y pude organizarme para realizar varias actividades, las cuales me gustaron muchísimo de la ciudad y su ambiente.

Sobre el tema de las temperaturas, debo resaltar que no aconsejo ir en invierno. El clima es muy frío y la mayoría de las atracciones están cerradas a consecuencia de ello y las tormentas de nieve. Una buena época para visitarla sería en los meses de abril a junio. A continuación una breve descripción de mis aventuras.

Arco Gateway: Se trata de un imponente arco de material acero inoxidable que decora casco de la ciudad con sus 630 pies de alto y ancho. Esta estructura se creó para conmemorar varios eventos históricos, entre ellos la compra de Luisiana y la expansión del oeste de los Estados Unidos, por ello, su ubicación es justo al frente del Río Misisipi. Este arco representa simbólicamente el apodo de 'La Puerta del Oeste'.

Fue diseñado por el arquitecto estadounidense, también de origen finlandés, Eero Saarinen y el ingeniero de estructuras alemán Hannskarl Bandelen. Su construcción inició en el 1947 y concluyó en el 1963. Recorrerlo es sumamente impresionante, al igual que contemplarlo. Además, súmale que puedes subirlo a través de un sistema motorizado único en toda América. Sí, se trata de unos pequeños carritos cerrados de aproximadamente 4 pies que te suben hasta la parte más alta del arco.

La otra manera de subir el arco es a través de escaleras. Éste posee 1,076 escalones en cada lado, pero está prohibido hacerlo por esa vía. Actualmente se utiliza solo para arreglos a la maquinaria y en casos de emergencia. No obstante, el proceso establecido para subir es muy seguro para todo tipo de persona (niños y envejecientes) y organizado. Sobre la vista, demás está decirles que fue sumamente impresionante.

Como parte del recorrido tienes acceso a un museo sobre la historia de la ciudad de St. Louis y cómo se construyó esta majestuosa obra. Este museo es gratuito para todos los visitantes, así que si no te agradan las alturas puedes concentrarte solo en esta visita. También las facilidades cuentan una tienda de recordatorios, baños y una cafetería.

El Arco Gateway es muy importante para la cultura estadounidense no solo porque es la estructura más alta de la ciudad sino que también es la estructura más alta en todo los Estados Unidos, al igual que es el edificio más alto creado por un arquitecto estadounidense. Ante ello y todo lo que representa esta estructura, el pasado año 2018 le cambiaron el nombre al Jefferson National Memorial Park.

Un dato curioso sobre el Arco es que en su interior cabe la Casa Blanca de Washington, D.C. y hasta la Estatua de la Libertad de New York. Así de imponente es su presencia, por lo que no dejes de visitarlo. Para hacerlo recomiendo tomar de 2 a 3 horas. Al final tu recorrido, te recomiendo salir por las puertas cercanas al arco para que puedas palpar su altura de cerca, al igual que la hermosa vista al Río Misisipi.

El costo para subir el arco rondea en los $12 dólares y toma alrededor de 45 minutos el recorrido de subirlo.

Old Courthouse: Es otra joya perteneciente al Jefferson National Memorial Park, se trata de la casa judicial. Fue una de las pocas edificaciones que sobrevivió el gran fuego del 1849 y curiosamente te enamorará con su diseño renacentista italiano. Su gigante cúpula turquesa fue inspirada en la Basílica San Pedro del Vaticano, por ello su gran semejanza. Pero más allá de toda su belleza, este estructura guarda cientos de eventos históricos significativos en la historia de toda la humanidad, pues fue escenario de los primeros casos de esclavos solicitando su libertad ante el sistema judicial. Además, fue epicentro de los casos de las primeras mujeres solicitando derecho al voto.

El Old Courthouse está ubicado también en el centro del caso, justo al frente del Arco. ¡Así que no dejes de contemplarlo! También visita el parque en su parte de atrás llamado CityGarden, pues te regalará la mejor vista de la ciudad. Podrás ver cómo esta casa judicial cabe perfectamente dentro del arco. Además, ésta es la vista más popular de la ciudad. Te aconsejo que la visites también en la noche ya que iluminan todo y se ve hermosa también.

St. Louis Art Museum: Es un espacioso museo te ofrecerá arte europeo, asiático, egipcio, americano y contemporáneo. Cuenta con tres pisos repletos de piezas de artes, entre ellas los reconocidos artistas Pablo Picasso, Joan Miró, Vincent Van Gogh, Henri Matisse, Paul Cezanne, Claudio Monet y Diego Rivera. Para visitarlo te recomiendo sacar de 2 horas de tu agenda. Su entrada es libre de costo.

St. Louis Zoo: Si eres amante de los animales como yo, prepárate para tener una experiencia mágica en uno de los mejores zoológicos que he visitado. Cuenta con sobre 16,000 especies, entre ellos anfibios, reptiles, aves y mamíferos. Mis favoritos fueron los orangutanes, los osos, los elefantes y el increíble oso polar. ¡Este último fue impresionante! Jamás había visto uno, así que fue mi primera vez. Me sorprendió muchísimo cómo nadan súper felices (claro la temperatura está a su favor) y también lo cariñosos que son. Definitivamente robó mi corazón.

El zoológico también cuenta con la entrada libre de costo. Así que si tienes tiempo en tu agenda, vale la pena visitarlo. Es excelente y ofrece entretenimiento para todo tipo de personas, desde adultos hasta niños. Mi única recomendación es visitarlo con zapatos cómodos pues es grandísimo y se camina mucho.

Missori History Museum: Si eres amante de la historia, este museo guarda la mayoría de los eventos históricos más importantes y emotivos de la ciudad de St. Louis. Entre ellos encontrarás, las marchas a favor del voto de la mujer, los movimientos en pro de la liberación de los negros y el tornado que devastó gran parte de la ciudad en el 1927. También te toparás con grandes héroes como Lindbergh's, quien a sus 25 años viajó en el primer vuelo al Atlántico tras años de preparación. Su aportación en los avances y desarrollo de la aviación le permitieron no solo viajar largas distancias sino ayudar humanitariamente a otros continentes como a China.

Este museo tomará 2 horas recorrerlo y lo mejor está de 15 a 20 minutos del St. Louis Art Museum y el St Louis Zoo si deseas caminar. Los separa un hermoso y amplio parque llamado Forest Park. Si viajas con tu familia o mascota, este lugar es un buen espacio para ejercitarte, correr bicicleta y hasta tener un picnic. También puedes aventurarte y alquilando un barquito para recorrer el parque.

Recorridos en Anheuser Busch: Por si no lo sabías esta ciudad también es la sede de la cervecería Anheuser Busch, por ende, si así lo deseas puedes palpar de primera mano toda su historia, trayectoria y hasta la tecnología que usan para crear sus cervezas. Actualmente posee sobre 5 recorridos especiales (tours) sobre cómo crear tu propia cerveza y cómo ser un experto en la cerveza, entre otros programas disponibles. La mayoría de los recorridos duran aproximadamente 45 minutos y sus costos fluctúan entre los $10 a 50 dólares.

Si no eres tan fanático de estas cervezas como para hacer recorridos, pero deseas conocer un poco sobre ellos puedes visitar su BierGarden. En este espacio encontrarás un buen ambiente, comida y una amplia variedad de cervezas creadas por esta empresa internacional. También, tendrás acceso a su tienda, en caso que necesites regalos o recordatorios de la ciudad.

Hofbräuhaus St. Louis: Si eres amante de la cerveza alemana y la comida local de este país, no te quedarás con las ganas. Hofbräuhaus hace un año creó una pequeña cervecería en esta ciudad con un restaurante para el deleite de los locales y turistas. El ambiente que se da es muy ameno, y hasta tiene música en vivo.

Como parte del concepto celebran varias ocasiones especiales como St. Patricks y MadiGras, entre otros, por lo que te recomiendo visitar su portal de internet para verificar las actividades disponibles y especiales.

St. Louis Galleria: Es el principal centro comercial de la ciudad, si deseas irte de compras todo un día. En él encontrarás las principales tiendas nacionales y restaurantes como Macy’s, Nordstrom, Apple Store, Windows y The Cheesecake Factory, entre otros.

Walk of Fame: Aunque no lo creas, sí esta ciudad tiene dos calles repletas de estrellas que honran la aportación de sus celebridades y artistas en la cultura estadounidense. En uno de sus extremos podrás contemplar la estatua del reconocido Chuck Berry, el padre del Rock and Roll.

Esta atracción está ubicada en Delmar Street, la cual también posee varias alternativas de restaurantes, comercios y barras. Es una buena opción con ambiente social si quieres irte de copas o de paseo con tus amigos. Muchos le llaman la zona universitaria, por su cercanía a la universidad.

Otras atracciones interesantes más orientadas para niños o jóvenes disponibles son el Museo de las Ciencias y el CityMuseum. Ambos son excelentes pero solamente el Museo de las Ciencias es gratis. Si visitas la ciudad en temporadas más calientes te aconsejo visitar el Jardín Botánico, y aprovechar las temporadas de juegos. La ciudad cuenta con varios estadios que ofrecen una amplia variedad de juegos, entre ellos pelota, baloncesto, hockey y soccer.

Comida local:

St. Louis se le conoce por su amor y pasión a la barbacoa (BBQ en inglés). Así que si la visitas y no dejes de degustar de sus platos. En cada esquina encontrarás una gran cantidad de restaurantes que se especializan en ello, ofreciendo costillas, pulled pork y pollo asado con complementos como papas majadas, maíz y papas fritas, entre otros.

De todos los lugares visitados durante mi estadía, debo confesar que mi favorito lo fue Pappy's Smokehouse. Ofrece un ambiente relax acompañado de un servicio muy cortés y rápido a pesar de ser un restaurante muy pero muy concurrido. Realmente te sientes como si estuvieras en la parte de atrás de tu casa comiendo un rico BBQ. Si lo visitas prueba sus costillas, habichuelas asadas, pollo y las papas de batatas. ¡Todo es muy fresco, bien cocinado y jugoso!

Pappy's Smokehouse es muy reconocido en el área no solo por la calidad de su comida, sino porque ganó el premio del "Mejor restaurante BBQ en América" del famoso canal de comida, Food Network.

El segundo lugar de comida BBQ se lo doy a Salt+Smoke. Un restaurante un poco más formal que Pappy´s Smokehouse, pero delicioso también. De todas las excelentes opciones del menú, me fascinaron sus costillas, alitas de pollo, el corn soup y por último su pecan pie. ¡Es glorioso!

Si buscas descansar un poco de la barbacoa, otras excelentes opciones son Mango's, el cual es peruano, y Broadway Oyester Bar, el cual ofrece riquísimos platos inspirados en la ciudad de New Orleans. De este último, amé sus platos en especial su Gumbo, Jambalaya, Blue Crap Cakes y Crawfish. Si eres amante de los Po' Boy, este es lugar para comerlos. Por otro lado, el ambiente social que se da es muy bueno, ya que ofrece música en vivo después de las 10 de la noche. Broadway Oyester Bar es muy concurrido por lo que te recomiendo llegar temprano.

Para desayunar, o comer un rico brunch, te recomiendo Half&Half. Tiene opciones deliciosas y las porciones son grandes y excelentes. Si te das la vuelta, atrévete a probar una de sus famosas french toasts y los pancakes. Tiene una amplia variedad...y todo es riquísimo

Para una noche de cócteles, además de recomendarte Delmar Street como mencionado anteriormente, date la vuelta por la Washington Street y Cole Street. Estás últimas dos en el área de Downtown.

Para culminar la sección de comida, no puedo despedirme sin recomendarles un lugar para los antojos de dulces. Se trata de Hank's Cheesecake, un lugar que se especializa en estos ricos bizcochos. Ahí encontrarás todo tipo de sabores como lo es pistacho, limón, fresas, frambuesas y hasta el original. ¡Es todo una delicia! Definitivamente una parada obligada.

Transportación:

La ciudad es relativamente grande por lo que puedes moverte de un lugar a otro a través del tren local, los servicios de Uber y Lyft y taxis. Otra excelente opción es rentar un auto. En mi caso, opté por esta alternativa y fue muy efectiva.

Si deseas solo concentrarte en el área de Downtown podrías usar otros transportes alternos como la bicicleta y las patinetas. Todo está rotulado y es fácil llegar a las principales atracciones en el área. Además, es muy seguro. Para visitar a los museos, te aconsejo utilizar los servicios de Lyft, Uber. taxis o auto rentado. La mayoría de los estacionamientos rodean de precio entre los $5-20 dólares.

¿Cómo llego a St. Louis?

Si resides en los Estados Unidos puede llegar a través del tren Amtrak, un vuelo aéreo, auto propio o rentado. Si no resides, también puedes tomar un vuelo. El aeropuerto principal es Lambert-St Louis y algunas de las aerolíneas que reciben son Southwest Airlines, United, AirChoiceOne, Cape Air, Delta, Alaska Airlines, American Airlines y Frontier.

#StLouis #SanLuis #Misuri #Missouri #JeffersonNationalMemorialPark

También pueden interesarte estos blogs de viajes: