Piezas claves para viajes con temperaturas cálidas

Ciertamente hacer las maletas puede ser unas de las tareas más tediosas cuando vas de viaje. Algunas de las preguntas que recibo a diario respecto a ello son con cuánto tiempo de anticipación debo hacer mi maleta y cómo organizo mi maleta, y mi respuesta siempre es tómate el tiempo necesario. Esto puede ser tres días o hasta una semana antes del viaje. Por ahí dicen que 'sarna con gusto no pica', así que manos a la obra.

El primer paso para hacer exitosamente tu maleta es evaluar tu itinerario. Entiéndase los días que estarás en ese destino, en qué ciudades estarás y qué clima tendrán en esas áreas. El monitorear el clima es un detalle muy pero muy importante. La clave está en que debes fijarte no solo cómo será la temperatura durante el día, sino en las noches y madrugada también. Saber si habrá frío mañanero o nocturno en tu viaje te ayudará muchísimo a la hora de empacar tu maleta, pues podrás llevar ropa más apta para esas condiciones y contemplarás el espacio que necesitas.

Otra de las interrogantes más frecuentes que me hacen es con cuántas maletas viajo. Al parecer es un misterio, pero les comparto que para los viajes internacionales usualmente viajo con dos maletas, una de tamaño mediano y una maleta pequeña tipo carry-on. Los viajes internacionales siempre incluyen una maleta grande o mediana dentro del avión y otra pequeña que puedes llevar contigo sin costo alguno, así que me aprovecho mucho de esto. Sin embargo, en los viajes domésticos de una semana o menos, siempre trato de viajar con una maleta pequeña tipo carry-on y un bulto de mano. ¿Cómo logro esto? Fácil, el truco está combinar tus atuendos y si te atreves, también puedes hasta repetir piezas de ropa.

Cuando se trata de viajes largos a destinos con climas calurosos o cálidos, usualmente sigo mi instinto de llevar piezas ligeras de poco peso y cómodas con accesorios llamativos. Por lo general, siempre trato siempre de llevar la maleta medio vacía por varias razones, pero la más importante es que amo irme de compras en los países que visito. Ahora bien, ¿cómo puedes prepárate para estos viajes con temperaturas cálidas? Aquí te detallo varios ejemplos de atuendos dónde puedes maximizar tu looks sin que se note que tienes o vistes una pieza de ropa repetida.

Mahones: ¡Una pieza que siempre debe estar en tu maleta! Puede ser perfecta para un día lluvioso o para salidas nocturnas más casuales. En mi caso, siempre llevo mahones cortos y largos de colores claro, pues los colores oscuros usualmente me dan más calor. Los combino con camisas coloridas o de patrones diferentes como líneas y flores o simplemente de colores sólidos. Si logras combinar esta pieza con varias camisas o tops, podrás tener hasta cuatro atuendos diferentes.

Trajes de colores sólidos: Los trajes de colores sólidos pueden ser de mucha utilidad para el diario o para salidas más formales en tu viaje. La clave está en los accesorios que lleves. ¡Sí, es en los accesorios! Combina los trajes con collares diferentes o pantallas llamativas para lograr ese look totalmente diferente aunque lleves la misma pieza. Otro detalle es cambiarte los zapatos, si lo usas para el diario acompáñalo con tenis, botas o sandalias, pero si lo deseas darle un toque casual o formal en la noche, úsalo con plataformas altas y una cartera de mano de vestir.

Cartera de lado: Esta pieza puede ser de mucha utilidad para los días que vas de compras en tus viajes. Mientras más libres estén tus manos, mejor. ¿Cómo puedes identificar esa cartera perfecta? Te recomiendo una de color sólido como marrón, terracota o crema. Busca que ésta sea de un material duradero como cuero, vinyl o hasta plástico. Una buena cartera de lado también puede servirte no solo para el diario, sino hasta para una cena semi-formal con tus amigas.

Pantalones de material rayón o elásticos: El peso en la maleta es también muy importante, por lo que recomiendo llevar ropa ligera de material rayón, elásticos o poliéster. En mi caso, uso pantalones de colores sólidos como lo es el azul o negros para rotarlos, o de patrones diferentes. Este tipo de pantalón ligero es perfecto para usarse con un buen bodysuit o un top, pero si deseas un estilo más bohemio, una camisa de poliéster puede funcionar para un día de paseo o una visita al museo.

Faldas cortas: Tener una falda corta es otra pieza que puedes usar en más de una ocasión en tu viaje. Puedes combinarla con diferentes camisas llamativas para que tu falda pase por desapercibida. Para mí, las faldas más cómodas son las del estilo wrap, de mahón o pana. Todas son muy livianas para tu maleta y fáciles de combinar con otra pieza.

Turbantes, bandanas o gorras: Los accesorios para la cabeza están muy de moda, ¿entonces por qué no sacarle provecho? Atrévete a usar bandanas llamativas o con patrones de líneas, colores sólidos, de flores o frutas. Este accesorio puede darte un look tropical, bohemio o hasta más chic si las usas con trajes largos. Las gorras también pueden ser de gran utilidad para tus atuendos. Usar estas piezas pueden proteger tu cabello del mal clima, te cubren del sol y hasta pueden ayudarte en esos días que no quieres peintarte mucho.

Estolas: Otra pieza muy valiosa para tus viajes (y una de mis favoritas). Las estolas puedes usarlas para esas mañanas o tardes con temperaturas altas. Su poco peso las hace muy práctica para cargarlas en tu maleta, carteras o mochila durante todo el día. También es perfecta para cubrirte del sol o para esconder tu pelo de un día lluvioso.

Abrigo: Si eres vulnerable al frío como yo, el jacket es una pieza que debe también estar en tu maleta. Ésta te salvará en esos días con temperaturas altas o húmedas. Puedes llevarte uno de cuero, mahón o hasta de poliéster. En mi caso me inclino más a los abrigos de cuero o mahón, ya que dan look más roquerito o más bohemio a los atuendos.

Sandalias: Tener varias opciones de sandalias es muy importante para esos viajes calurosos. Además, no ocupan mucho espacio si las comparas con las botas o los tenis. Usa las que son de colores neutrales como cremas, plateadas o color terracota. Esos colores combinan con casi todos los atuendos y no tienes que preocuparte mucho por tu look porque se verán espectaculares.

Gafas: ¡El mejor accesorio inventado en la tierra! También es mi accesorio favorito no solo porque me cuida del sol, sino que me ayuda a esconder las ojeras. Asimismo también puede ayudarte a disimular la resaca del día anterior y además, que te da un toque especial en tu look. Busca gafas que marquen una gran diferencia en tus atuendos por ejemplo, unas retro, unas al estilo aviator o redondas al estilo hippie. Esta pieza ayudará a despistar a tus amigos cuando repitas ropa.

#quieroviajar #viajando

También pueden interesarte estos blogs de viajes: